16 de febrero de 2006

Manifiesto contra la prostitución

MANIFIESTO CONTRA LA EXPLOTACIÓN SEXUAL DE LAS MUJERES

Tradicionalmente la prostitución ha sido definida como una práctica femenina consistente en suministrar servicios sexuales a cambio de dinero. Sin embargo esta definición omite e invisibiliza a los actores principales del sistema prostitucional: prostituidores y proxenetas, sin cuya participación no habría mujeres en situación de prostitución.

DENUNCIAMOS:
Que la tolerancia y aceptación social de la prostitución equivale a fortalecer los privilegios masculinos.
Que la prostitución, en todos los casos o circunstancias representa una forma extrema de explotación y de violencia contra las mujeres y significa nuestra reducción a la condición de mercancías al servicio sexual de los hombres.
Que este mercado incluye a todas las personas y actividades que obtienen beneficio de la explotación sexual de las mujeres: proveedores de locales, pisos u hoteles, así como de espacios publicitarios, los traficantes de mujeres y niñas responsables del control, vigilancia y extorsión de las mujeres.

POR TODO ELLO:
EXPRESAMOS
nuestro rechazo a cualquier política reglamentarista ya que ello equivale a legitimar y normalizar el uso de las mujeres como mercancía sexual, e
INSTAMOS A LOS PODERES PÚBLICOS A:
Reforzar las políticas de igualdad de oportunidades y crear condiciones laborales que eviten que las mujeres sin recursos se vean abocadas a prostituirse.
Incrementar suficientemente los recursos destinado al desmantelamiento de las redes de prostitución.
Establecer políticas específicas de integración e inserción laboral de mujeres inmigrantes.
Penalizar todas las modalidades de proxenetismo.

Junio 2005
PLATAFORMA ESTATAL DE ORGANIZACIONES DE MUJERES POR LA ABOLICIÓN DE LA PROSTITUCIÓN


Tenemos la oportunidad de adherirnos a este Manifiesto como colectivo. Os invito a todas a reflexionar sobre el tema, a investigar otros posibles textos que puedan argumentar otros puntos de vista y a participar en el debate a través del blog para definir nuestro posicionamiento como asociación.

[Texto íntegro de manifiesto en Mi Maletín de mujeresfeministas]

4 comentarios:

Ana Anes dijo...

Me parece un tema apasionante y me gustaría que pudieramos dedicarle una sesión de trabajo de las mujeres sórica, aunque un intercambio de opiniones esté bien. No obstante personalmente me situo en la abolición o erradicación de la prostitución, regular la prostición es legitimar una forma de violencia contra las mujeres.

Paz Blanco dijo...

Navegando en Internet enseguida detecto que "casualmente" la mayoría de los argumentos a favor de la regulación son esgrimidos por organizaciones y personas con "intereses" (en el peor sentido de la palabra) en el negocio, organizaciones del pelo de la Asociación Nacional de Empresarios de Locales de Alterne, por ejemplo. Por otro lado, encuentro estudios llenos de erudición y datos históricos más novelados que rigurosos, publicados por la Universidad de Barcelona. Finalmente me topo con la página de Amunod (Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención de la Mujer Prostituida) cuya presidenta Francisca de Lucas me da la clave, escuchadla: "Permitiremos el alquiler del cuerpo humano - añade-, pero esas niñas son personas anuladas, máquinas de placer. Legalicemos, venga, pero con formación. Que hagan una carrera donde aprendan bien el oficio y a protegerse de psicópatas, a distinguir manchas de sida y hepatitis; que les digan en los institutos que es una opción de formación, a ver cuántas quieren seguir".

Cristina Alvarez Rogero dijo...

Creo que, desde que he tenido uso de razón, no he podido pensar en la prostitución exclusivamente desde la razón y es que el estómago se me revuelve pensando en la posibilidad de que yo misma o alguien cercano a mí tuviera que dedicarse a vender su cuerpo, su intimidad,...a cambio de dinero y a alguien dispuesto a pagar por usarla y marcharse sin más.

La prostitución me ha parecido siempre una cruel violación de la dignidad y la intimidad de las mujeres, de sus cuerpos, su sexualidad y su posible vivencia del placer; creo que la prostitución es una manifestación clara de la dimensión sociocultural de la sexualidad humana en el mundo occidental(en la que el varón tiene necesidades sexuales que debe satisfacer como sea, y donde la mujer se construye como objeto de deseo y "recipiente" de las fantasias sexuales del varon por un poco de dinero...)

Me he posicionado siempre en contra de la legalización porque me parece aberrante dar cobertura "legal/comercial" al tráfico de mujeres, a la monetarización del placer sexual, etc., y porque no estamos en Suecia ni en Holanda, paises con amplia trayectoria en un estado de bienestar social, protección, garantia de derechos y prestaciones sociales, que garantizan a su ciudadanía las condiciones minimas de vida y convivencia (ingresos mínimos, vivienda,...),porque recordemos que nuestros pais es un estado social y democrático de derecho bastante reciente y precario, que malamente asegura que la gente no se muera en la calle, en casa o a manos de sus parejas, que nuestro país es receptor diario de mujeres migrantes que buscan la forma de ganar dinero en medio de un contexto de pobreza absoluta y residencia "irregular",... No creo que podamos resolver un problema social, cultural, económico, político, internacional,...mediante una mera ley de regulación comercial. La prostitución es más que el intercambio de dinero por placer... es un manifestación más de la feminización de la pobreza y la migración, de la humillación de las mujeres, de sus cuerpos y su dignidad, ...

Realmente, lo que yo desearía es que todas las personas puedan vivir relaciones sexuales gratificantes, placenteras y que cuando no puedan hacerlo, sean capaces de resolver su frustración de forma saludable (masturbación manual o mecánica, cilicios, ocio y cultura, sublimaciones varias...)y no mediante la compra de placer físico por dinero; desearía creer que es posible que unas mujeres decidan libremente prostituirse, que lo elijan libremente entre un amplio abanico de posibilidades de empleo remunerado, en un país que te garantiza derechos sociales como ciudadana por el hecho de residir en él, independientemente de donde vengas o a donde vayas...

Entonces empezaría a pensar que que es posible legalizar la prostitución como una mera actividad comercial...

Pero, tal y como está el patio, hoy por hoy, no me parece posible ponerle nombre legal a la venta de cuerpos de mujeres...

Aún así, he de reconocer que las propuestas de Montserrat Tura en cataluña sin convencerme, me hacen pensar...¿es posible buscar soluciones intermedias entre la legalización y la regulación???? Porque lo cierto es que el problema está en la calle, en los bares de carretera, en la casa de campo... y en nuestras propias vidas. Alguien tiene propuestas????

Hasta ahora, lo que leo son posiciones encontradas, dicotómicas y polarizadas...

Saludos sóricos desde el levante

Cris

Cristina Alvarez Rogero dijo...

Me han facilitado unos links con textos a favor de la legalización de la prostitución; especialmente interesante me parece el desarrollo argumental de Ruth Mestre, doctora en derecho en la universidad de valencia (aunque el texto procede de una universidad andina, ya sabeis, esto de la globalización tb. tiene cosas positivas...).

http://www.uasb.edu.ec/padh/revista13/actualidad/pdf/ruth%20mestre.pdf
http://www.nodo50.org/doneselx/immiproscast.htm
http://www.ccoo.es/pdfs/Ruth%20Mestre%20i%20Mestre.pdf